Piumino

• ACOLCHADO •

No todos los plumones son iguales:

Son tres las características fundamentales para valuar la calidad del plumón: procedencia, especie y composición. Podrán notar que en la mayor parte de los plumones en comercio viene omitida la declaración de al menos una de las características descritas.

 

Procedencia: SIBERIA, donde el clima extremo favorece el desarrollo de un plumón de características únicas. El tamaño y la consistencia hacen que el plumón resulte, de hecho, extremamente suave y ligero, con una resistencia y una recuperación elástica óptimas; unidas a una gran transpirabilidad y capacidad térmica.

 

Especie: OCA, desarrolla un plumón de alto rendimiento, de hecho, las dimensiones, la suavidad y la ligereza lo convierten en uno de los mejores materiales de relleno que existen. 

 

Composición: 100% PLUMÓN Para establecer la calidad del plumón es importante verificar el porcentaje de plumón y plumillas, a mayor cantidad de plumón con respecto a la de plumillas, mayor será la calidad del material. Es físicamente imposible llegar a eliminar completamente algunas pequeñas plumillas presentes, por lo tanto, técnicamente, 100% plumón no existe. El máximo que se puede llegar a obtener es lo que tenéis en vuestras manos en este momento: declarado 100% plumón, pero que, en realidad, es 96% plumón y 4% plumillas.

 

Está rigurosamente tratado, elaborado y esterilizado en Italia según las normas de las  leyes higiénico-sanitarias establecidas por el D.P.R. 845/75 y D.M. 10/11/1976.

 

EL MATERIAL UTILIZADO PARA EL RELLENO DE ESTA PRENDA HA SIDO CLASIFICADO SEGÚN LA NORMATIVA INTERNACIONAL UNI EN 12934:

100% PURO PLUMÓN VIRGEN OCA.

SE TRATA DEL MEJOR PLUMÓN DISPONIBLE ACTUALMENTE EN EL MERCADO.

 

• índice de aislamiento térmico •

El índice de aislamiento térmico de las prendas  permite establecer la comodidad a las distintas temperaturas; se indica en todos los anoraks de plumas , en la etiqueta 100% plumas. 

Es el resultado de la unión entre tipos distintos de tejido, la modalidad de confección y la cantidad de plumas, y varía según el modelo; el resultado es indicativo, ya que las variables también son sujetivas. 

La categoría térmica de pertenencia de cada prenda se indica con una de las letras A, B, C, D, E en la parte alta de la etiqueta y no tiene ninguna relación con el valor de la prenda, que sigue otros criterios.